¡A comer!

La verdad es que nunca me imaginé que la hora de comer fuera un momento tan enriquecedor , y no me refiero solo a las proteínas, vitaminas e hidratos que ingerimos, sino a…